NOTICIAS

Hummingbird, el colibrí de Google que lo cambia todo

Por Juan Ignacio Ruiz

Recientemente Google, sin hacer demasiado ruido, ha introducido un importante cambio en su algoritmo, llamado Hummingbird, que en cristiano significa “colibrí”. Pero no confundamos un lanzamiento de perfil bajo con su importancia, ya que ésta promete ser más relevante que “Panda” o “Penguin”, las últimas grandes modificaciones que han cambiado para siempre el SEO. De hecho, en su elaboración Amit Shingal, el jefe de Search de Google, ha reconocido que es un cambio trascendental, que ha supuesto reescribir gran parte del algoritmo. No es por tanto una mera mejora, es un nueva manera de entender el Search.

El cambio es sustancial, ya que implica que Google trata ya de analizar el verdadero significado semántico de las búsquedas y su contexto, más allá de las palabras mismas que escribimos. Se trata, y esto es un paso muy sustancial, de tratar de capturar la verdadera intencionalidad del usuario, más allá de lo que las palabras que incluimos en el buscador.

Hasta la fecha, nuestra experiencia con los buscadores ha sido algo frustrante en determinadas ocasiones, al tener que escribir varias veces palabras o frases parecidas entorno al que realmente buscamos, ya que los buscadores no siempre lo han interpretado correctamente. Hummingbird quiere terminar paultainmanete con este problema.

Esta nueva estrategia de Google, está muy enraizada con el desarrollo imparable del móvil en los últimos años. Los usuario de móviles necesitan una interactuación muy eficaz con el buscador en su móvil, de modo que sea capaz de interpretar con precisión lo que buscamos mientras nos movemos. Los comandos de voz a un móvil normalmente no son igual de refinados que aquéllos que damos cuando estamos delante de un ordenador. A los móviles les preguntamos cosas como, ¿Dónde me puedo comer una pizza?, ¿dónde esta el cajero más próximo?. Y para ser verdaderamente eficaces, hay que saber interpretar correctamente la intención del usuario. Es lo mimo que intenta Apple con Siri.

Pero la intencionalidad del usuario, que al final es lo que cuenta, requiere de la captura de multitud de información de diversas fuentes, su interpretación y ejecución. Información como la localización del usuario, búsquedas previas o incluso información derivada de interactuaciones en redes sociales, combinadas pueden llegar a ofrecer un perfil personal capaz de interpretar mis necesidades o intencionalidad cuando le pregunte algo a móvil. Nadie como Google se encuentra en mejor posición para lograr tan ambicioso objetivo.

Desde su lanzamiento hace ya más de un mes, no parece que se haya producido un tsunami en el mundo SEO. Nadie parece haber levantado la voz clamando contra el cielo como en anteriores modificaciones del algoritmo de Google. Ello me hace pensar que su desarrollo y expansión será progresiva y sus resultados se irán notando con el paso del tiempo.

Hummingbird ya está aquí, y reconozco el avance como una mejora sustancial al sector, pero ¿quién gana y quién pierde con este cambio en al algoritmo? Así como Panda supuso en su momento el hundimiento e incluso la desaparición de multitud de websites, este nuevo cambio no parece ir contra nadie en especial. Sin duda va a afectar, y mucho, a los resultados de búsqueda, a toda la industria SEO, pero a nadie específicamente. No va contra nadie, no pretende alterar el status quo de determinados sites, pretende cambiar el Search como lo conocemos actualmente, y por ello, tiene el potencial de ser el cambio más transformador de los últimos años, pero pudiendo afectar a todos por igual, grandes y pequeños.

Este fascinante cambio puede ser un gran revulsivo para el sector. Aquellos sites que consigan estar bien posicionados ante una determinada búsqueda, podrán ver cómo sus resultados, (mayor interactuación, click through rates, ventas..) serán sustancialmente mejores que los de ahora, porque realmente serán usuarios interesados en lo que se ofrece. Y pensando en voz alta, ¿Y Adwords? En principio deben ser buenas noticias, por idénticas razones, dejaremos de pagar por usuarios que realmente no están interesados en lo que ofrecemos. ¿Demasiado bonito para ser verdad? Puede, porque otra posibilidad es que los resultados orgánicos solucionen directamente la pregunta, obviando la necesidad de seguir buscando, pero no creo que Google haga nada que ponga en peligro su particular maná, por tanto, el marketing en buscadores mejorará.

Incluso, podemos pensar cómo este cambio puede beneficiar a los pequeños sites nicho. Porque recordemos que nicho, no quiere decir, malo, quiere decir específico. Y si alguien necesita una respuesta concreta a una pregunta específica, un portal pequeño, experto en la materia puede ser el ganador. Y esto es un cambio, ya que las palabras clave suelen ser territorio de los grandes sites o grandes marcas. ¿Supone por tanto Hummingbird un revulsivo para el famoso “long tail? Yo creo que sí, pero el tiempo lo dirá.

  

Contacto

Juan Ignacio Ruiz | juan@skyyield.com | +34 911 331 489                               www.intentshare.com